Taneda Santôka

Taneda SantôkaAsa tsuyu shittori
ikitaihô e iku

Completamente cubierto
por el rocío de la mañana
voy a donde me apetece.

No soy otra cosa que un monje errabundo. No hay nada que se pueda decir de mí excepto que soy un peregrino loco que ha gastado toda su vida de acá para allá, como las plantas que flotan en el agua que van discurriendo de una orilla a otra.

Parece patético pero he encontrado la felicidad en esta vida miserable y tranquila. El agua fluye, las nubes pasan, sin nunca pararse ni establecerse. Cuando sopla el viento, caen las hojas. Como nadan los peces o vuelan los pájaros, yo ando y ando, y sigo adelante... (Diario)

Taneda Santôka (1882-1940)

Taneda SantôkaHijo de madre suicida y padre borracho. Casado en un matrimonio arreglado. Puesto a cargo de una fábrica de sake siendo alcohólico. Intelectual socialista llevado preso. Golpeado por los pasajeros del tren bajo el que quiso matarse. La lista de fracasos, rechazos y derrotas de Taneda Santoka (1882-1940) sólo pareció interrumpirse cuando fue ordenado monje soto zen en 1929. Pero al poco tiempo abandonó el monasterio y se entregó al desapego absoluto de caminar, aceptar lo que pusieran en su cuenco y escribir haikus inauditos que, con humor y libertad, nacieron del corazón de la soledad.

Imprimir Correo electrónico

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo Rechazar